Saltar al contenido

La Autoridad Portuaria señala la falta de rigor de las manifestaciones realizadas desde la Cámara de Comercio de Lanzarote

La Autoridad Portuaria de Las Palmas comunica que las informaciones vertidas desde la Cámara de Comercio de Lanzarote con respecto a la no notificación de la cancelación del crucero Boudicca, de 500 pasajeros, el pasado 6 de agosto, carecen de veracidad, rigor y fundamento.

No es cierto que Puertos de Las Palmas tuviera conocimiento desde hace un mes de esa cancelación y que no la trasladase a la parte afectada. No tiene razón de ser y es absurdo que alguien pueda manifestar lo contrario, como se ha hecho.

La Autoridad Portuaria no fue informada de dicha incidencia, y fue el servicio de atraque del Puerto de Arrecife quien el pasado día 3 de agosto, tres días antes de la fecha prevista para el atraque, contactó con la consignataria al extrañarse por no haber recibido el aviso electrónico DUE (documento único de escala) dentro de los plazos establecidos. Llamada que se traduce en diligencia por nuestra parte y tras la que se procede a obrar en atención a los mecanismos habituales de comunicación.

Por otro lado, Fred Olsen, realiza las contrataciones precisas para esta escala con el touroperador IBEROSERVICE, el designado por la naviera para prestarle servicios en toda Canarias, quienes tenían constancia de la cancelación del Boudicca y, por lo tanto, no contrataron ni guaguas, ni guías, ni ningún servicio turístico de los utilizados por los buques. Por lo que tampoco es cierto que hubiera algún problema al respecto.

No obstante, sentimos cualquier perjuicio que se haya podido ocasionar a terceros y reiteramos nuestra disponibilidad para atender las reclamaciones que puedan derivarse de este suceso y que, hasta la fecha, no hemos recibido.

Tampoco se ajusta a verdad que exista desinformación desde esta Autoridad Portuaria a sus puertos con respecto a la previsión de buques, y es muy grave que haya quien sea capaz de afirmarlo y decir que se actualiza sólo la información del Puerto de Las Palmas y no la de Arrecife. El procedimiento y el sistema informático es el mismo para todos nuestros puertos. Basta con efectuar la comprobación a través de nuestra web, en la que la previsión de buques figura en un documento conjunto que recoge datos de los buques de la Autoridad Portuaria, no separados por cada puerto.

Por todo ello, lamentamos que una vez más, la Cámara de Comercio de Lanzarote pretenda realizar una campaña de desprestigio de nuestra institución incluso a costa de la realidad, de modo capcioso e irresponsable. La imagen turística de nuestros puertos se resiente con este tipo de pugnas que poco obedecen al interés general y que nuevamente evidencian la escasa voluntad de quienes las realizan por favorecer las relaciones de cordialidad y respeto entre instituciones, tan necesarias para continuar mejorando y creciendo en el sector de cruceros.